Blog

El Flamenco, es mucho más que un simple baile, se trata de todo un estilo de vida, un rico acervo de costumbres, tradiciones y vivencias. Es por ello, que resulta tan interesante adentrarse un poco en los orígenes del flamenco, para desde allí comprender mayormente la gran atracción que posee no sólo en el territorio español, sino ya a nivel mundial.

Originario de Andalucía, permanece inalterable en cuanto a su composición desde el siglo XVIII hasta nuestros días, abarcando entonces el cante, el toque y el baile. De sus orígenes o nacimiento en sí, es poco lo que se conoce, ya que la historia se ha encargado de ofrecer más de una alternativa posible para ello.

Hay quienes sostienen que el Flamenco, debe su nombre a la etnia gitana, dado que en principio se les denominaba así a dicho grupo de personas, ¿la razón? Se desconoce. Sin embargo, se tienen vestigios que sostienen que el Flamenc0o se ejecutaba en Andalucía mucho antes incluso de la llegada de los gitanos, pero no sólo eso, sino que en otras zonas de España, con presencia de gitanos, no aparecía el Flamenco.

En contraste, otros investigadores, se decantan por una teoría más sencilla, su nombre se debe a la semejanza en apariencia y movimientos del bailaor de flamenco con el ave en sí misma. En oposición, un nutrido grupo de estudiosos, sostienen, que se denomina Flamenco porque proviene de Flandes.

Finalmente, la teoría que más cobra fuerza, es la que asocia al Flamenco con los campesinos moriscos sin tierra es decir los “fellah min gueir ard”, cuya pronunciación daría entonces origen al baile en sí mismo.

Como mencionábamos a comienzos de este post, el Flamenco es todo un compendio de actitudes y estilos, de tal manera que su puesta en escena requiere de gran estudio y preparación previa. Lo que si es cierto, es que no pasa desapercibido en ninguna esfera.

Tanto es así, que hace ya mucho tiempo, el Flamenco trascendió las fronteras españolas, y se ha dado a conocer en lugares insospechados. Por ejemplo, se sabe y se tiene certeza de que en países de America Latina, es tan bien aceptado que incluso ya cuentan con agrupaciones y academias de flamenco, tal como ocurre en El Salvador, Costa Rica, México, Panamá, Guatemala, Honduras, Chile, y Puerto Rico.  Y por si fuera poco, es un estilo tan popular en Japón que se dice que existen más academias de Flamencos allá que en la propia España.

Es por todo lo anteriormente mencionado, que el Flamenco, forma parte del Inventario General de Bienes Muebles de la Región de Murcia, además de ser reconocido como  Patrimonio Cultural Inmaterial Etnológico Andaluz. Todo esto, influyó para que el año 2010, la UNESCO, lo exaltara como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y es que las razones para ello sobran.

El Flamenco como danza, tiene raíces arraigadas desde el territorio andaluz, con una gran esencia de pasión gitana. Conjuga una gran mezcla de sentimientos y emociones, que para algunos podría resultar contradictorio e incluso incomprensible.  Y es que es un despertar del desamor a flor de piel, es la máxima expresión de dolor pero a un ritmo alegre.

Pero es quizás, más confuso tratar de comprender la manera en la cual el Flamenco puede inc0orporarse como terapia y ejercicio físico más allá de una disciplina o estilo de baile. Es por ello, que en esta oportunidad trataremos de hablar un poco de este nuevo enfoque cultural, denominado Flamencoterapia.

Flamencoterapia para mejorar salud, condición física y emocional

La Flamencoterapia, como técnica aplicada al tratamiento de diversas afectaciones tanto físicas como mentales, es realmente novedosa, aunque ya desde hace mucho tiempo atrás se sabe de los múltiples beneficios que esta danza ofrece.

No obstante, es de la mano de la bailarina de flamenco Ana Maria Ruiz, experimentada en el área y especialista en la impartición de conocimientos, que nace la cura a través del flamenco, lo cual vale destacar no es una teoría descabellada.

Gracias a los años de experiencias acumuladas, esta bailarina, decidió fusionar elementos de la danza, flamenco, posturas de Pilates e incluso elementos psicológicos para poder crear un contenido que aplicado en talleres, aseguraran resultados satisfactorios a partir del primer día. Pero ¿Qué beneficios ofrece?

Empezando en el nivel corporal, promueve la multilateralidad, es decir la posibilidad de utilizar ambas partes o lados del cuerpo, en vez de una con preeminencia. Pero además, se fortalecen los reflejos, y se estimula la agilidad y rapidez, por lo cual es altamente recomendado para quienes tengan deficiencias psicomotrices.

Además de ello, gracias a las posturas que trabaja y los ejercicios de calentamiento previo que requiere su práctica, se fortalece la postura corporal erguida toda vez que ayuda a estar en forma. Como se utilizan otros elementos, como castañuelas, abanicos y mantón, se favorece el estiramiento muscular que previene la artrosis.

En tanto que a nivel psico afectivo, está recomendado para personas con problemas de depresión, ansiedad, estrés, soledad e incluso Alzheimer, además de personas de la tercera edad que requieran compañía pero posean poca movilidad. Y es que gracias a que se trabaja con grupos numeroso de personas y bajo un ambiente musical, se estimula la interacción social, intercambio de ideas, comunicación y práctica armoniosa.

En definitiva, la Flamencoterapia, lejos de ser una rutina preeelaborada de pasos técnicos para aprender a bailar flamenco, es más un viaje de autoexploración y autoconocimiento psicocorporal, en donde se promueve la exteriorización de situaciones desde formas de comunicaciones no verbales.

A estas alturas de la historia, para nadie es un secreto, que el flamenco como movimiento artístico se desarrolló en Europa, pero en el ámbito de la danza, se focalizó en España, más específicamente en la Corona de Castilla, es por ello que para muchos el flamenco como danza autóctona, tiene sus raíces en Cataluña, luego España, hasta que hoy por hoy ha logrado traspasar fronteras.

Internacionalización que ha llegado hasta sitios no imaginados, como por ejemplo Nueva York, Paris e incluso Tokio. Tal nivel de aceptación, se debe a que posee una fácil comprensión y absorción, a semejanza del blues y jazz. En síntesis, se le interpreta como la expresión de emociones tristes y lamentos a través del baile o danza, es decir, las penas se cuentan y enfrentan con alegría.

Y en la actualidad, este movimiento de expansión del flamenco como parte de la cultura española, ha logrado un despertar de la mano de la organización sin fines de lucro El Flamenco Festival, cuyo principal objetivo es precisamente promover y dar a conocer la cultura de España a través del mundo.

Festival Flamenco 2018, expresión de emociones que cautivan

Sería el año 2001, cuando este Festival nacería, específicamente con locación en New York, mostrando a los mejores exponentes de Flamenco del momento. Desde entonces han sido muchos los artistas que han deleitado a propios, conocedores y extraños que se dejan atraer por las contagiosas notas andaluzas.

Para el ya presenta año 2018, el Festival Flamenco, tiene proyectadas varias presentaciones, enmarcadas en la temporada anual de dicho Festival, con la novedad de que regresa a Londres.

Luego de 15 temporadas, el Festival de Flamenco retorna a la capital inglesa, para alojarse en el majestuoso e importante teatro Sadler’s Wells, durante los días 14 y 25 de febrero, para luego continuar la gira hasta Estados Unidos.

En Londres, dicho festival se inaugurará de la mano de Carmen Linares,  Ana Morales y Marina Heredia  quienes de la mano de Miguel A. Cortes, Bolita y Paquito González, buscarán retratar la pasión gitana desde sus inicios hasta las más modernas adaptaciones.

Luego, se darán cita las Compañías de María Pagés,  Isabel Bayón, y la de Rafaela Carrasco.  la Gala Flamenca con La Chana, además de los connotados artistas: Úrsula López, Tamara López, Leonor Leal, Jesús Carmona, Guillermo Weickert, Antonia Jiménez con Alicia Morales y Nasrine Rahmani, Alba Molina y Rycardo Moreno y Angelita Montoya.

Luego, el Festival pisará New York, en donde celebrará su cumpleaños número 18, con una gala que se desarrollará desde el día 2 hasta el 24 de marzo. Y en donde se darán cita el Ballet Nacional de España, la Compañía Eva Yerbabuena, Ballet Flamenco Jesús Carmona, Andalusian Voices: Carmen Linares, Arcángel and Marina Heredia, Familia Habichuela feat. Pepe Habichuela, Josemi Carmona, entre muchos destacados artistas del Flamenco.